5 de noviembre de 2016

En memoria de Antoñín

Antonio Mateos Coronil "Antoñín". In memoriam.

Antonio Mateos (arriba, junto a la columna)
Antigua Coral de Ubrique   
Gentileza de "Ubrique en Verde"


Por Esperanza Cabello


Hoy el mundo de la música en Ubrique y en nuestra Escuela Municipal de Música sobre todo estamos de luto. Nos hemos levantado con una triste noticia, la muerte de Antonio Mateos Coronil, un gran empresario de nuestro pueblo que fundó, junto a sus hermanos, una de las empresas de marroquinería más reconocidas mundialmente en los ochenta y noventa; también un gran cantante, que ha formado parte desde su juventud hasta su madurez de todas las corales reconocidas, con su gran vozarrón tan melodioso; y, fundamentalmente una gran persona, un gran señor en todos los momentos y en todas las circunstancias.
Antoñín, como todos lo conocemos, es una persona querida y apreciada en el pueblo, siempre ha estado dispuesto para los que le han pedido ayuda, siempre ha sido amigo de sus amigos y ha sido un gran apoyo para su familia, en todos los momentos.
Durante toda su vida ha trabajado en el sector de la piel, los maletines y "attachés" que fabricaba su empresa fueron una seña de identidad y de calidad de la marroquinería ubriqueña, y siempre dedicado a su familia.
Casado con María Jesús Ruiz Benítez, su novia de toda la vida, han tenido tres hijos: Juan María, (que tomó su nombre de su abuelo paterno, zapatero muy reconocido), Serafín (que tomó su nombre de su abuelo materno, maestro de marroquinero, muy apreciado y querido en el pueblo) y Antonio, el más joven, que se llama como su padre.
Ahora, con sus tres hijos casados, muy contentos con sus nueras (Ana Mari, Almudena y Cristina) y siendo un abuelo cariñoso y feliz, Antoñín había vuelto, junto con su esposa, a incorporarse a la tradición coral ubriqueña, como en sus años jóvenes.
Ha formado parte de la cuerda de bajos de la Coral Polifónica Ocurris Populi desde su nueva andadura, creando lazos de afectos y gran amistad con todos sus componentesque lo quieren de verdad, tanto a él como a María Jesús, su esposa, que han aportado a la coral un nuevo toque de alegría y de buen hacer.
Nuestro hermano Manolo, en su nombre y en el de los componentes de la coral quiere expresar si tristeza y su dolor por esta muerte tan temprana y desgarradora.


Antoñín con otros integrantes de la coral después de una función


Nos ha entristecido muchísimo esta noticia, Ubrique ha perdido a un gran hombre, pero su recuerdo perdurará entre nosotros para siempre, ha dejado huella en muchos de nosotros.
Su voz continuará sonando en la coral (en este enlace) para siempre, y seguro que su magnífica voz de bajo segurá resonando en nuestros oídos mucho tiempo.

Todo nuestro cariño para María Jesús, Juan María, Serafín, Antonio, Ana Mari, Almudena y Cristina; para todos sus nietos, sus hermanos, sus sobrinos y todos sus familiares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenidos al blog de la escuela de música!